OPINIÓN

LA SOCIEDAD MEXICANA, SIN PUENTES DE RECONCILIACIÓN

 |  Martes, 07 Mayo 2024 20:29  |  Publicado en OPINIÓN

Rubén Vázquez Pérez

Se culpa al Presidente –entre muchas otras cosas- de haber dividido a la Nación.

Y al igual que ésas muchas otras cosas, la afirmación carece de sustento; es, cuando mucho, una verdad o una mentira, pero siempre, a medias.

Lo que sí se puede decir es que Andrés Manuel López Obrador ha hecho muy poco por la reconciliación.

En cambio, ha dicho: su pecho no es bodega. Y es por eso que con nada de lo que le han acusado se queda: todo contesta y, por lo general, lo hace con dureza.

En tanto, los de enfrente, sus adversarios, reconciliación es lo que menos quieren. Razón no les falta porque, de conseguir reconciliarse, dejarían sin asidero su estrategia anti 4T.

El asunto es que hay en este país un gran abismo que separa a la sociedad, uno más aparte de clasismo, racismo, sexismo, los credos religiosos y  el futbol.

Con el Jesús en la boca

 |  Jueves, 18 Abril 2024 21:36  |  Publicado en OPINIÓN

Rubén Vázquez Pérez

Ni un acento, ni siquiera una coma, mucho menos el tono, cambió en el discurso y la estrategia de la oposición a la Cuarta Transformación:

En los casi seis años que tiene ésta de gobernar, el común denominador de PAN-PRI-PRD fue siempre de negación, descalificación, insulto y toda suerte de bajezas y vilezas; muchas mentiras y verdades a medias.

Repetidas ad infinitum a través de ese monstruo de mil cabezas que son las redes sociales y en estricto apego a las enseñanzas del nazi Joseph Göebels, las falacias fueron pronto aceptadas como verdades incuestionables.

El resultado más palpable de esa incesante labor de zapa fue el quiebre y la pérdida de amistades, incluso de núcleos familiares. Y, por decir lo menos, un incómodo ambiente de relaciones laborales en los centros de trabajo.

Así que no es exagerado decir que mucha culpa comparten los opositores en esto de la polarización de la sociedad, de la que sólo culpan al Presidente Andrés Manuel López Obrador. Pero es todo lo que han logrado.

La realidad es contundente: en estos casi seis años del sexenio lopezobradorista no consiguieron crear ni un solo liderazgo que le hiciera sombra al mandatario y mucho menos con posibilidades de reconquistar la Presidencia.

El ubicuo benemérito

 |  Miércoles, 20 Marzo 2024 23:23  |  Publicado en OPINIÓN

Por David Martín del Campo

Es el héroe por antonomasia. A mucha honra. Don Benito Juárez García, a través del tiempo, ha residido en los billetes de todas las denominaciones; en las monedas de 20 centavos y en las de 50 pesos, cuando los tres ceros del “error de diciembre”. Acercándose el solsticio de primavera había que ir a la papelería de la esquina para comprar una biografía ilustrada, las famosas “estampitas”, para acompañar nuestra inspirada semblanza.

21 de Marzo, con mayúscula, efeméride que celebrábamos en el patio central, la bandera ondeando en lo alto, y los más aplicados iban al estrado para leer, ante el micrófono, sus composiciones. “El pastorcito de Guelatao”, “el respeto al derecho ajeno”, el cerro de las campanas. Aplausos bajo el sol a plomo y al final, con el tocadiscos escolar, unidos todos para entonar la desafiante estrofa… “y retiemble en sus centros la tierra”.

El gobierno de la 4T, entrampado

 |  Jueves, 07 Marzo 2024 19:21  |  Publicado en OPINIÓN

Rubén Vázquez Pérez

Hace algún tiempo, cuando transcurrían los dos primeros años de la 4ta Transformación, “Cría Cuervos” fue una reflexión publicada en este mismo espacio, que refería la impunidad que el gobierno capitalino ofrecía a manifestantes, pero en especial, a los violentos que vandalizaban y aún vandalizan el mobiliario urbano, a no pocos negocios y aún al ciudadano común.

Lo sucedido el Miércoles último con la destrucción de la puerta de Palacio Nacional de la calle de Moneda, no hace sino confirmar que lejos de ser sometidos, los violentos han escalado sus acciones. Y cada vez se atreven a más; no parece exagerado decir que no están lejos de perpetrar una agresión directa a los militares y cuerpos de seguridad en torno al Presidente de la República. E incluso al mismísimo Primer mandatario.

Pareció desde el principio de este gobierno que hay confusión: no es lo mismo garantizar el clima de libertades que debe prevalecer para el ejercicio de los derechos ciudadanos, que no perseguir ni someter a quienes, con este pretexto –las manifestaciones-, pintarrajean paredes y monumentos; destruyen ventanales y estatuas y hacen añicos estaciones del transporte público, lo mismo que la puerta de Palacio Nacional.

“Nosotros no somos represores”, dicen las más altas autoridades gubernamentales una y otra vez en el discurso oficial, cuando se les pide detener el vandalismo. “No somos lo mismo de gobiernos anteriores”, remarcan. Pero la destrucción de que hacen gala los violentos es un delito que está tipificado en el Código Penal.

Lo curioso del caso es que van mil y una acciones vandálicas en esta ciudad, incluso desde antes de que iniciara la 4T, siempre perpetradas por individuos que se cubren el rostro, que después de sus agresiones corren a esconderse entre la multitud, se cambian el suéter o sudadera y hasta dejan de correr: sólo se van caminando libres e impunes. Las cámaras del C4 los han registrado.


Página 1 de 14