Ciudad de Méxixo. Con el propósito de conocer la actualidad turística de México, los senadores de la Comisión de Turismo se reunieron con el secretario del ramo, Enrique de la Madrid Cordero, a quien cuestionaron sobre la conectividad terrestre y aérea del país, inseguridad, el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, pesca deportiva, entre otros temas. 

En su exposición, el secretario De la Madrid Cordero señaló que en 2016, México recibió 35 millones de visitantes del exterior, con lo que se colocó en el octavo país más visitado en el mundo. En términos de divisas, dijo, se dio un crecimiento de 54 por ciento, cada vez más cerca a los 20 mil millones de dólares, lo que pone al país en el número 14 en términos de ingresos internacionales. Asimismo, precisó que en el Foro Económico Mundial, se declaró que México alcanzó el lugar número 22 en competitividad del sector turístico.

Ciudad de México. El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens Carstens, afirmó que la inflación se ubicó en la primera quincena de marzo en 5.29 por ciento; empero, dijo que se espera que estos “choques” sean temporales, debido a su propia naturaleza y a las acciones que ha emprendido el banco central.

Así lo hizo saber a legisladores de la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República ante quienes compareció para ofrecer elementos de análisis acerca de la situación monetaria y la inflación, en una reunión en la sostuvo que el incremento de ésta, en los últimos meses, se debe principalmente a la depreciación del peso y a la liberalización de los precios de los combustibles.

Miércoles, 18 Enero 2017 22:23
Publicado en OPINIÓN

Rubén Vázquez Pérez

Si las decisiones que ponga en marcha Donald Trump conservan la tremenda carga de ira con que han sido anunciadas, es muy probable que el magnate provoque un nuevo crack de la economía estadunidense y, con ésta, también la debacle del sistema económico mundial.

El casi presidente en funciones de la nación más poderosa del mundo parece no haberse dado cuenta que sus amenazas arancelarias e impositivas a la exportación de productos generados fuera de su país, en México, por ejemplo, sólo tienen sustento en los subsidios que puede cubrir la economía estadunidense.

Es decir: dependen de los recursos presupuestarios que la vecina nación del norte pueda generar y que, por muy cuantiosos que sean, son finitos, esto es, se acaban. Y cuando eso sucede, suelen generar severas, graves crisis devaluatorias, inflacionarias, de desempleo, esto es, profundas y prolongadas depresiones económicas.



Página 10 de 13