SENADO

Ciudad de México. Será en la capital del país y no en Querétaro donde se habrá de celebrar la Sesión Solemne de la Cámara de Senadores para Conmemorar el Centenario de la Promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
Así lo dio a conocer el Presidente de la Mesa directiva del Senado de la República, Pablo Escudero Morales, quien explicó que la decisión obedece a las condiciones económicas que vive el país y a la política de austeridad presupuestaria, que recientemente ha adoptado la Cámara Alta, una determinación que, dijo, fue previamente conversada con el Presidente de la Junta de Coordinación Política.

Ciudad de México. El Senado de la República celebró la transmisión pacifica del poder en Estados Unidos, como un fundamento de todo orden democrático, y reiteró la amistad y el cariño que une al pueblo de México con el pueblo de Estados Unidos, dijo el presidente de la Mesa Directiva, senador Pablo Escudero Morales. “A nuestros ciudadanos los unen profundos lazos familiares, sociales, económicos que trascienden de generación en generación”, subrayó.
El Senado de la República, apuntó, no cesará en proteger y cuidar a los nacionales mexicanos y sus familias que residen en la Unión Americana. Para ello, dijo, se está trabajando en las siguientes acciones:

  • Si cada senador hiciera lo mismo, se ahorrarían más de 77 mdp al año, aseguran

Ciudad de México. Senadores del Partido Acción Nacional (PAN) anunciaron que renunciarán a prerrogativas que reciben mensualmente, como gastos de mantenimiento para automóvil; telefonía celular; vales de despensa; vales de gasolina; gastos médicos; servicio de alimentos y capacitación.
La decisión la tomaron la senadora Marcela Torres Peimbert y los senadores Ernesto Ruffo Appel, Víctor Hermosillo y Celada, Francisco Búrquez Valenzuela y Juan Carlos Romero Hicks, quienes dijeron que esta iniciativa la propondrán al resto de los integrantes de la Cámara de Senadores y que sea parte de las acciones que dará a conocer la semana próxima la Junta de Coordinación Política.

Rubén Vázquez Pérez

Ciudad de México. No lo dijo, pero al anunciar que dejará su escaño en el Senado, el panista Javier Lozano Alarcón dejó la certeza de que va por más de lo que percibe como senador y que –a sus ojos- ha sido tan poco en los últimos cuatro años, que no le permitió mostrar su generosidad para con los más pobres del país en momentos de desaciertos gubernamentales y derrumbe económico.

Aceptar una rebaja del 50, y ni siquiera del 10 por ciento, de su ingreso, lo habría puesto -dijo- en la disyuntiva de seguir en la política o dedicarse a robar. Y por más solidarias razones que le argumentaron, no se dejó engañar. “Eso es demagogia”, respondió. Y, dicen, que indignado.


Página 18 de 23